COMO CADA AÑO LA OFERTA FORMATIVA DEL CLUB SE PARALIZA LOS MESES DE JULIO, AGOSTO Y SEPTIEMBRE

CONTACTAR

clubamigosdeladiana@gmail.com

domingo, 12 de julio de 2009

JOSE CARLOS GLEZ, BRONCE EN EL ABSOLUTO


Este solitario amante de la música y de las poleas quedó tercero en el Campeonato de Canarias del pasado fin de semana. Una flecha le virló en un suspiro pasar a una final merecida que aupó finalmente a Iñaki Recalde a ocupar el peldaño más alto del podio.

No es excusa, ya que todos lo tenían delante, pero ciertamente el viento ocupó la casilla ese día y disfrutó como un enano con la ruleta y el libre albedrío. Lo que a unos les vino bien por momentos a otros les trajo por el camino de la amargura, y Jose Carlos, que llevaba más de un mes con puntuaciones de entrenamiento dignas de verse reflejadas en una cita como la del domingo, no tuvo fortuna.

A pesar de ello debe de estar más que satisfecho con su tercer puesto entre las manos, y su clasificación directa para formar parte del equipo de arco compuesto masculino que estará presente en Zaragoza en representación de la CCAA de Canarias, siendo con toda probabilidad el único compañero de nuestro Club en esta situación.

Suerte en Zaragoza y demuestra allí -como lo has hecho aquí- que estás entre los mejores.

SUPERACIÓN Y PASIÓN EN LA PAREJA DEL AÑO

Los amigos de la diana Nieves Ojeda y Enrique Santana, llevan más de un lustro dedicados a disfrutar con un arco en las manos.

Su periplo en todo éste tiempo ha estado jalonado de múltiples visicitudes no deseadas que no han hecho más que reforzar el interés que desde el primer momento vivenciaron por la práctica de esta disciplina.


El pasado fin de semana -en el desarrollo del Absoluto- ambos estaban en línea de tiro. Ambos tenían claro que la meta a conseguir estaba lejos de los puntos y mucho más lejos de los contrincantes. El trabajo desarrollado en el último año ha significado en sus vidas un cambio profundo en la dinámica deportiva que llevaban hasta la fecha y en ello han puesto todo el tiempo y el empeño que le han permitido su trabajo y su familia.

Enrique disfrutó como un enano. Hacía tiempo que no se veía en una línea de tiro a 70 metros, rodeado de los compañeros que ha visto tirar desde la zona de jueces en los últimos dos años. Sus problemas de salud han quedado lejos, muy lejos, allá en donde solo los que miran para adelante guardan las miserias para no volver a verlas. Su cuerpo se ha vestido de nuevo de Enrique, le ha dado volumen a sus brazos y a sus piernas, y su musculatura -con algún que otro susto- se ve cada vez con mayor capacidad y entusiasmo.

Las 72 flechas tiradas por Enrique el domingo pasado fueron sin duda 72 soles, disfrutados uno por uno como miel en los labios. Un triunfo que nadie vió subir al podio ya que el oro lo teníamos guardado para nosotros y con nosotros.

Nieves Ojeda es sin duda la que mejor conoce ese metal. Ha vidido más de 5 años de incertidumbre y es gratificante ver al mozo tan bien puesto y tan bien amoldado. Ella ha estado ahí en todo este tiempo empeñada en tirar flechas bien y sentir que las tira bien. Cada disparo la envelesa en una satisfacción que pocos deportes le han sabido dar, y es por ello que no abandona el barco ni en el peor de los momentos... se tira al agua y tira de él desde la orilla.

El mar en la zona de Telde el pasado domingo estaba de marejada, olas bajas pero en tropel y con fuerte viento del nordeste. Las rachas de más de 40 km/h hicieron mella en todas las compañeras de arco olímpico y ella no podía ser menos. Por momentos los grupos parecían ir a mejor, pero era difícil mantenerse sobre la diana en el anclaje. Las compensaciones no escaseaban y los puntos brillaban por sumar de poco en poco. Pero la batalla no estaba en la diana. Es lucha aún está por llegar. Era la primera competición de este nivel en tres años tras la disputa de la final del Absoluto en Tamaraceite, que perdió con Yoli Bazzocchi de forma inesperada.

La infatigable Nieves terminó la competición tercera, pero el podio de este ventoso Julio quedará empañado la próxima temporada. No lo duden.

Aún nos queda mucho por trabajar... afortunadamente.


Felicidades a ambos por ser como son.

EL TELDENSE JORGE CABRERA, EL MEJOR DE CANARIAS


El compañero Jorge Cabrera se vistió de largo el pasado fin de semana y confirmó los pronósticos que le hacían merecedor a priori de llevarse el oro del Absoluto celebrado en el ventoso Telde que le vió nacer. Con apenas dos horas de sueño entre pecho y espalda en el cuerpo, por venturas del laboro que todos conocemos, el compañero "tufiense" que flirtea con tantos clubes como pulpos hay en la marea, se encaramó a la primera de las posiciones del Campeonato de Canarias, volteando al hipertérrito Carlos Pey del trono que llevaba ostentando desde hace tres temporadas.

La cita en el Hornillo de Telde, en donde el calor no afectó gracias a los alisios frontales recibidos, fue el escenario que Cabrera quiso tener para mostrar a los compañeros su valía con un arco en las manos, y casi se queda en un suspiro si su oponente majorero llega a tener un par de puntos de menos perdidos.

La flecha que se le fue al "dos" por santo negocio o desgracia del dedo índice del compañero Cabrera, dejó a Pey a un solo punto del empate tras las doce tiradas en la final, la cual se vió muy condicionada por el viento reinante pero que no perdió interés en ningún momento.

De nuestro Club otros tres compañeros de arco olímpico masculino -Pedro Quintana, Marcial Reyes y Ramón Rodríguez- estuvieron entre los 8 mejores de la clasificación, perdiendo puestos tras las eliminatorias por una decisión inoportuna de la organización que deseamos que no tenga réplica en futuras ocasiones.

El Club Amigos de la Diana, con los resultados cosechados en esta cita, sella un año que no será sino el comienz de una andadura que ojalá depare nuevos retos, nuevos logros y nuevos amigos.

Felicidades a todos

PEDRITO SE SALE



El jovencísimo arquero Pedro Quintana se lució el pasado fin de semana en Telde, en el absoluto, al sumar de forma regular un par que se quedó a pocos puntos de los 500 y en un marco de auténtico vendaval, lo que le llevó a ocupar el 4º puesto del clasificatorio tras la estela de Pey, Cabrera y Machado.


Este joven valor de la cantera salió más que satisfecho del Campo de El Hornillo, ya que en pocas ocasiones se había podido enfrentar a lo largo de esta temporada a la distancia de 70 metros, y por el ismple hecho de que la potencia que aún maneja en el arco está muy por debajo de lo que hubiera sido el ideal en las condiciones que se tenían el domingo.

Todos los de que alguna manera hemos aportado algo para que este deportista de futuro prometedor siga en sus trece cada día, nos debemos felicitar por sus logros, especialmente Ramón Rodríguez, su entrenador desde hace más de dos años, y sus padres -Paqui y Pedro Manuel- cuya dedicación y entrega en el crecimiento de su hijo es más que notable.